Nuevas Entradas

Encender la noche

11.04.2019

¿Quién no ha tenido miedo a la oscuridad cuando ha sido pequeño?.

 

“ Mamá, no apagues la luz…por favor, deja encendida la luz del pasillo ...”. ¿Os suena?

 

Ese miedo no nos permitía hacer según qué cosas: ir al baño en mitad de la noche, salir a beber agua o jugar en la calle en las noches de verano. ¡Cuántas cosas maravillosas nos perdíamos!....

 

 

 

"Encender la noche" nos cuenta la historia de un niño al que no le gustaba la noche.

 

 

“le gustaban las linternas, las lámparas, las antorchas…los relámpagos, pero no la noche”.

 

 

Cada noche, encendía todas las luces y se quedaba en su casa leyendo, comiendo, jugando pero siempre solo y jamás fuera… 

A través de su ventana observaba como los niños jugaban y correteaban en la oscuridad, él se quedaba en casa, en su cuarto, con sus lámparas, linternas, candelabros, y completamente sólo.

 

 

 

Pero una noche apareció un niña entre las sombras. Su tez era pálida y vestía ropa oscura. Se llamaba Oscuridad y le dijo que no debía temer a la noche, ella se la iba a presentar.

 

Él ya no está solo, y confía en Oscuridad, ella le explica que “se puede  encender y apagar la noche igual que se puede encender y apagar una lámpara. Con el mismo interruptor”.

 

 

Al principio, el niño estaba un poco confuso pero Oscuridad comenzó a explicarle:

 

 

“El cielo es una casa con luces en el vestíbulo
y luces en el salón, luces rosadas y
luces tenues, luces rojas, luces verdes,
luces azules, luces amarillas, resplandores,
relámpagos y luces en el pasillo”.

 

“¿Quién puede escuchar a los grillos con las luces encendidas ?Nadie, 
¿quién puede oír a las ranas con las luces encendidas? Nadie. 
¿Quién puede ver las estrellas con las luces encendidas? Nadie.

 

 

“Y encendieron los grillos.
Y encendieron las ranas. 
Y encendieron la luna de helado blanco”.

 

Desde ese día, el niño jamás volvió a tener miedo a la oscuridad ni tampoco estuvo solo, porque siempre puede “encender la noche” y escuchar los sonidos tan bellos que nos regala la noche.

 

 

Como habréis observado, la historia es de una delicadeza exquisita, y trata el tema de una forma tan sutil que los pequeños pueden sentirse identificados a medida que se profundiza en el tema.

 

Las ilustraciones a carboncillo en colores tenues, jugando con las luces y sombras, atrapan al más pequeño lector. 

 

 

 

Y para terminar la reseña necesito mostraros esta imagen porque es impresionante cómo pueden expresar tanto los ojos del niño: felicidad, éxito, seguridad, confianza, tranquilidad y agradecimiento. ¿No os parece? 

 

 

  • Tapa dura: 50 páginas

  • Edad recomendada: 4 - 7 años

  • Editor: Kókinos

  • Idioma: Español

  • ISBN-10: 8416126151

 

 

 

 


 

 

 

 

Si os interesa ver más títulos enfocados en el miedo o fobia a la oscuridad en niños, llamado nictofobia. Pincha aquí.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload

  • Twitter - Black Circle
  • Black Facebook Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now